Linares Minera

La época de esplendor minero dejó en Linares una arquitectura brillante y singular, vinculada a la industria y a la sociedad burguesa y proletaria. Linares aprovechó sus épocas de bonanza económica para poner en pie edificios civiles en los que expresó los alientos estéticos que por entonces proliferaban en las grandes capitales europeas. El neogótico hospital de Los Marqueses de Linares, el modernista mercado de abastos o la neomudéjar Estación de Madrid son buenos ejemplos de ello. De igual modo, los detalles que recuerdan el pasado minero de esta ciudad están completamente integrados en su paisaje urbano. Sus imponentes cabrias salpican muchas de las calles de Linares, que a finales del siglo XIX llegó a ser el primer productor mundial en la extracción del mineral de plomo. La llegada del ferrocarril y del tranvía como medio de transporte de mercancías y pasajeros es otra novedad de esta época, de la que se conoce el dicho: “Linares ya no es Linares, que es un segundo Madrid. ¿Quién no ha visto por Linares pasar el Ferrocarril?”.

El complemento ideal de esta Ruta Minera urbana, sería un recorrido a través de los diferentes senderos habilitados y señalizados de las minas y pozos. Puedes solicitar en la Oficina de Turismo de El Pósito (C/Iglesia nº5), una audioguía para hacer la ruta de una forma única y fascinante, de la mano de personajes históricos que te transportarán al boom minero de esta ciudad.


1. Centro de Interpretación del Paisaje Minero

Ubicado en el antiguo muelle de carga de la Estación de Madrid, el centro cuenta con una exposición permanente de la minería, a través de cinco salas, donde el visitante podrá conocer los procesos de extracción del mineral, así como aspectos tales como el desarrollo de la ciudad y la sociedad minera dentro del ámbito del Distrito Minero Linares-La Carolina.

Paseo de Linarejos, s/n. Telf. 953 60 78 12.

Horario:
Invierno:
Martes a domingo: De 10:00 h a 13:30 h
Viernes y sábado: de 16:30 h a 19:30 h
Lunes: Cerrado
Verano:
Martes a domingo: De 10:00 h a 13:30 h
Viernes y sábado: de 17:30 h a 20:30 h
Lunes: Cerrado

Más información del museo, aquí.

2. Estación de Madrid

La Estación de Ferrocarril de Madrid se construye en uno de los laterales del Paseo de Linarejos por la necesidad de transportar el plomo extraído de las minas de la ciudad. Este edificio de dos plantas cuenta con reminiscencias mudéjares e innovaciones modernistas. Su fachada de piedra y ladrillo rojo reproduce un vagón de ferrocarril invertido. Actualmente acoge el Salón de Plenos y dependencias municipales de las Áreas de Bienestar Social, Salud y Consumo.

3. Paseo de Linarejos

El Paseo de Linarejos resume la esencia de la ciudad romántica y burguesa. Herencia del siglo XIX, el paseo une la ermita de la Virgen de Linarejos, patrona de la ciudad, con la fuente de la Constitución, coronada por una escultura estilizada de una mujer que simboliza la paz. A ambos lados del paseo, a la sombra de las palmeras, se extiende una hilera de bancos de azulejería artística que plasman la memoria de Linares a través de imágenes antiguas que narran su historia, personajes, costumbres y tradiciones.

4. Banco Español de Crédito

Edificio de piedra arenisca con un marcado sabor historicista que, a la vez que preside uno de los flancos localizados en la plaza de la Constitución, cerca de los Jardines de Santa Margarita, rememora la primera sucursal del Banco Español de Crédito (Banesto) antaño erigida en la calle Calatrava (1908), muy próxima a su actual ubicación.

5. Banco de España

Edificio de grandes dimensiones ubicado en la corredera de San Marcos alta y construido como sucursal del Banco de España, debido a la gran importancia que adquirió en la localidad la industria minera. Hoy rehabilitado, es sede de la Casa de la Cultura, donde se encuentran el Archivo Municipal y la Biblioteca.

6. Real Casa de la Munición y la Moneda

Construida en el último tercio del siglo XVIII, la Real Casa de la Munición –actual sede de Hacienda– se halla frente al Ayuntamiento y la plaza, en una encrucijada de calles comerciales.

Este edificio de piedra, de postulados arquitectónicos clasicistas, fue erigido a petición de Carlos III para gestionar la mina de Arrayanes. De la Casa de la Munición, según consta en los escritos que se conservan, salieron cantidades ingentes de munición para abastecer durante siglos a los ejércitos españoles.

En su fachada conserva unas atarazanas góticas, el escudo blasonado de la institución y un mosaico de Santa Bárbara, patrona de los mineros. De su interior destaca un reloj solar.

7. Mercado de Abastos de Santiago

Se trata de un edificio construido durante la primera década del siglo XX. Francisco de Paula Casado y Gómez, arquitecto municipal de Linares, diseña su obra al gusto de la época. Se puede apreciar la combinación de materiales como la piedra arenisca y el ladrillo. El resultado es un edificio de estilo ecléctico con reminiscencias mudéjares.

8. Monumento al Minero

El monumento fue ideado como un homenaje nacional a los mineros, y es la primera estatua levantada en España en honor de tan sacrificada profesión. Ubicada en la plaza de Aníbal e Himilce y obra de Víctor de los Ríos, más tarde fue restaurada por el artista linarense Alfonso González Palau.

De los Ríos idealiza al minero en su escultura, realizada a lo largo del año 1968. Se trata de un tipo musculoso, de porte gallardo, con el torso desnudo y casco en la cabeza, que en una de sus manos sostiene la barrena con la que se perforan las paredes laminadas de las minas y en la otra la lámpara que lo alumbra en la oscura soledad de las galerías.

9. Cabria de Matacabras

La cabria es un monumento a modo de homenaje, a todos los mineros que dejaron su salud e incluso su vida, extrayendo el plomo del subsuelo para hacer posible el sueño de una ciudad.

Ubicada en la rotonda de entrada a la ciudad por el polígono industrial de Los Jarales, se alza esta impresionante estructura metálica que está rodeada de varios vagones llenos de piedras que simulan los minerales que se extraían de la mina de Matacabras.

10. El Pósito de Linares

El edificio fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII como almacén de grano para la entonces Villa de Linares. Transformado años más tarde en cárcel, en 1975 llegó a ser un colegio de educación especial. Hoy, el Antiguo Pósito ha sido convertido en un espacio cultural y turístico. Este Centro de Interpretación de la ciudad acoge en su interior las más brillantes páginas de la historia local, la evolución de su urbanismo y todo su Arte y Cultura donde el Toreo y el Flamenco en Linares tienen un lugar destacado.

El Pósito alberga también el Museo de Raphael, cantante universal linarense, la Oficina de Turismo, una tienda de recuerdos, un Centro de Documentación linarense, una sala de de exposiciones temporales y el Auditorio municipal, capaz de acoger congresos y eventos de todo tipo.

El Pósito de Linares C/ Iglesia, 5. | Telf. 953 10 01 83

Horario:
Invierno:
miércoles a domingo, de 10:00 h a 14:00 h y de 17:00 h a 19:00 h
Verano:
miércoles a domingo, de 10:00 h a 14:00 h y de 18:00 h a 20:00 h

Más información del museo, aquí.

11. Plaza de Alfonso XII

Cerca de la plaza del Gallo se ubica la plaza Nueva o de Alfonso XII. Cuando el Ayuntamiento decidió construir esta plaza ajardinada, el desarrollo minero e industrial propició el establecimiento del primer consulado británico en sus inmediaciones, con Thomas Sopwith a la cabeza (1872). Fueron algunos de los miembros de la comunidad británica aquí trasladados los que convinieron en levantar una estatua en 1890. Se trata de una alegoría a la agricultura, de autor desconocido.

12. Cabria de Peritos

Proviene del pozo nº1 de la Empresa Nacional de Adaro (E.N.A.) Filón de El Cobre. Después de la Segunda Guerra Mundial, la Empresa Nacional de Adaro (E.N.A.) funda una colonia comprendida dentro del paraje de Cañada Incosa, muy próximo también a La Tortilla. Adaro cuenta con de una de nuestras joyas etnológicas más singulares: la ermita de Adaro, decorada con frescos del insigne pintor linarense Francisco Baños.

13. Plaza Colón

Consecuencia también del Ensanche acaecido a finales del siglo XIX en Linares, fue proyectada por el arquitecto Félix Hernández a principios del siglo XX. Su carácter bucólico y su sabor romántico (bancos de arenisca y fuente de estilo parisino) hacen que este espacio se convierta en un apetecible lugar de ocio para todas las edades.

14. Estación de Almería

Emblemático edificio eclecticista erigido entre los siglos XIX y XX. En mayo de 1889, el financiero catalán Ivo Bosch Puig, en representación del Banco General de Madrid, se hacía cargo de la concesión para la construcción y explotación de un ferrocarril entre Linares y Almería, con el fin de trasportar el plomo obtenido en estos enclaves mineros hasta el puerto almeriense. Para su uso y aprovechamiento se fundó la Compañía de los Caminos de Hierro del Sur de España. Por esta razón, a este edificio también se le conoce como Estación Sur. De propiedad pública, dejó de funcionar en 1961.

15. Fábrica de la Constancia

La fábrica de construcciones metálicas La Constancia en Linares se funda en el año 1870 por los hermanos Caro para a la fabricación de toda clase de construcciones en apoyo a la minería, la agricultura y los ferrocarriles. Su consolidación y crecimiento son rápidos, y a finales del siglo XIX se sitúa entre las principales empresas de construcciones metálicas del país, pudiendo por ello formar parte, a principios del XX, de la más importante sociedad de construcciones.
De la antigua fundición de hierro se conservan los emblemáticos edificios de las oficinas, la característica cancela de forja que permite el acceso a ellos, y el depósito elevado de agua situado a pocos metros al Este de estas instalaciones.

16. Cementerio Inglés

Ubicado en la antigua carretera de Torreblascopedro, frente al cementerio municipal de San José, el cementerio inglés constituye el ejemplo más claro de la influencia sociocultural británica, ya que salvo alguna escasa excepción como la familia English, de confesión católica, el resto de la comunidad británica profesaba el protestantismo, una “nueva” forma de ver el cristianismo que ha formado parte de la pluralidad cultural linarense hasta nuestros días y cuyos orígenes hay que buscarlos en el siglo XIX.

Propiedad Privada. Asamblea de Hermanos de Linares.

Horario:
Sábados de 10:00 a 14:00 h.

Para concertar visitas:
Área de Turismo Ayuntamiento de Linares
(953 60 78 12 / 953 10 01 83).
Persona de contacto: Juan Parrilla

17. Hospital y Cripta de los Marqueses

Construido entre los años 1905 y 1917, gracias a los Marqueses de Linares, este edificio es una joya del historicismo arquitectónico y uno de los hospitales más hermosos de Andalucía. Su traza es neogótica, con planta en forma de H y espaciosas zonas ajardinadas. De su fachada, con basamento de piedra y ladrillo rojo, sobresale el cuerpo central. El conjunto tiene reminiscencias mudéjares y la piedra describe limpios diseños de agujas y arcos trebolados.

Este imponente edificio, hoy alberga un museo que nos permite conocer in situ un hospital especializado en enfermedades propias del oficio minero, así como el vínculo entre salud y religión, además de admirar la dedicación de los propios Marqueses por la ciudad de Linares. Sus restos mortales descansan en el mausoleo de la impresionante Cripta esculpida en mármol de Carrara, obra del gran escultor Lorenzo Coullaut Valera.

Horario:
Invierno:
sábado y domingo, de 10:00 h a 14:00 h y de 17:00 h a 19:00 h
Verano:
sábado y domingo, de 10:00 h a 14:00 h y de 18:00 h a 20:00 h

Más información del museo, aquí.

18. Iglesia de San José

Iglesia del siglo XX con un marcado sabor andaluz (albero sobre blanco). La advocación se encuentra estrechamente ligada al oficio de maderista, tan necesario para apuntalar las galerías mineras. La iglesia es de especial interés etnológico al encontrarse enclavada en un barrio obrero que hunde sus raíces en el siglo XIX (Cantarranas).

19. Iglesia de Santa Bárbara

Edificio del siglo XX. Presenta la particularidad de que tanto su diseño arquitectónico como decorativo fue obra del pintor linarense Francisco Baños. De planta rectangular, en su interior alberga obras de Carulla, Navas Parejo y Víctor de los Ríos. En su simplicidad constructiva reside su belleza; pues posee un enorme valor etnológico al tener como advocación a la patrona de los mineros: Santa Bárbara.

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR